Comentarios

Cuarentena, privilegios para algunos

Argentina: cuarentena y sufrimiento para privados, privilegios al sector público

Por Marcelo Duclos, de es.panamapost.com

En medio del drama económico que genera la cuarentena forzada, el ministerio de Cultura se maneja con la impunidad de siempre.

En medio de la cuarentena obligatoria decretada por el presidente Alberto Fernández, las redes sociales ardieron con un rumor, que luego fue noticia confirmada. Aunque el ministerio de Cultura dio una explicación para minimizar las críticas, donde terminó explicando algunas cosas, lo cierto es que la actitud del Estado argentino, respecto al establecimiento de prioridades, es una vergüenza.

Fue el economista liberal Manuel Adorni el que viralizó la noticia de que un grupo de artistas cobrarían recursos públicos para una serie de transmisiones «culturales» en vivo por internet, en el marco de un programa del ministerio, por la cuarentena general del coronavirus (Covid-19).

Coronavirus

Como era de esperar, las redes sociales se convirtieron en un hervidero y el ministro de Cultura, Tristán Bauer, quedó en el ojo de la tormenta. Durante el fin de semana, el funcionario y su staff explicaron en diversas entrevistas a los medios de comunicación que la información era inexacta.

Desde la cartera oficial de Cultura aseguraron que los recursos económicos para el programa «Yo me quedo en casa» no provenían de fondos extraordinarios. Los más de siete millones de pesos (noventa mil dólares al tipo de cambio libre, ciento diez mil al oficial), aclararon, se trataba de dinero ya presupuestado ya disponible de las actividades presenciales que el ministerio no pudo gastar por la cuarentena obligatoria.

La explicación puede quitar de la ecuación la cuestión de «más fondos» para Cultura, en medio de la dramática situación, es cierto. Pero sin lugar a dudas, la actitud no deja de ser absolutamente patética y vergonzosa. Que el ministerio en cuestión, que debería desaparecer de un plumazo (mucho más en esta circunstancia) «reasigne» partidas presupuestarias para sus artistas preferidos, para que transmitan por internet desde sus casas es un bochorno. La única reasignación posible en esta circunstancia es la totalidad de los fondos de cultura a Salud, seguridad y acción social.

Si el Estado argentino dice que la gente debe quedarse en su casa para no propagar la enfermedad, ya que no está en condiciones contener a muchos enfermos simultáneos, todos los recursos públicos deben estar puestos en esta emergencia.

La política ordenó que todos debemos quedarnos adentro y es lógico. Ahora, mucha gente la está pasando muy mal. Hay una gran cantidad de argentinos que trabajan en la informalidad y sus ingresos se redujeron a 0 de un día para el otro. Ellos no tienen ahorros ni comida suficiente en sus alacenas. Viven una situación dramática que será peor con el correr de los días.

En esta situación extraordinaria, que el ministerio de Cultura reasigne sus partidas, no se trata de una potestad en el marco de su autonomía. Se trata de una impúdica actitud que debería ser repudiada por la sociedad en su conjunto. Si desean mantener la cartera que actualmente encabeza Bauer, lo menos que pueden hacer es renunciar a sus salarios hasta que pase el mal momento y poner todos los fondos del ministerio en cuestiones más urgente.

Los argentinos que tenemos la suerte de contar con una computadora y una conexión a internet, ya tenemos suficiente material disponible como para pasar el rato y no necesitamos que ustedes despilfarren los recursos en este impúdico programa.

Comentá