Comentarios

Google: responsable de expresiones difamatorias

Una estudiante universitaria demandó a Google por expresiones difamatorias que surgían a partir de la búsqueda de su nombre en la plataforma.

La joven interpuso una acción de Hábeas Data iniciada hacia Google Inc. A los efectos de que se elimine de los resultados de búsqueda, información que la vincule directamente con la prostitución, actos sexuales y consumo de drogas.

La denuncia se presentó inicialmente en el Juzgado Federal N° 11, y bajo el amparo de la ley 25.326 de Protección de Datos Personales se intimó a la compañía para que suprimiese los archivos o bancos de datos falsos que difaman a la víctima.

Los resultados falsos que arrojaba la búsqueda, eran provenientes de sitios web anónimos, con nombres ficticios, por lo que la denunciante solicitó que Google actúe como intermediario, bloqueando las direcciones URLS de los sitios en los que la relacionan a su persona con fiestas sexuales y consumo de estupefacientes.

Judiciales

Así las cosas, la empresa rechazó el pedido argumentando que la realización de esas medidas, le corresponderían al titular del sitio y que los motores de búsqueda gozan de protección constitucional.

Ante la negativa de la empresa, la mujer interpuso la acción de Hábeas Data, teniendo como precedente la causa “Rodríguez, María Belén” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Miguel Ángel Gilligan, titular de la Fiscalía en lo Contencioso Administrativo Federal N° 6, manifestó que en este caso particular, se encuentran en conflicto dos garantías constitucionales, por un lado la libertad de expresión, y por otro el derecho al honor y a la imagen.

Si bien el derecho de la libertad de expresión en la web, se encuentra protegido constitucionalmente, el fiscal destaca que la protección de derechos personalísimos o de la propiedad de las personas, no pueden ser afectados por el uso de otros derechos que los afecten directamente, produciéndoles una lesión en los mismos.

Gilligan, entiende que Google es responsable de las expresiones ofensivas que aparecen en los llamados snippets, es decir, de toda información que se desprende en forma de breves resúmenes cuando se arrojan los primeros resultados, dichos se desprenden de la página www.google.com.ar.

Por parte del Ministerio Público Fiscal se determinó que corresponde hace lugar a la acción de Hábeas Data ya que la información resumida que se lee en las publicaciones, son falsas y agraviantes. Entendiendo que, hace responsable a Google, no por las publicaciones en sí, sino por los resúmenes que se hacen de la misma en el motor de búsqueda, los cuales lesionan el derecho al honor de la damnificada.

Se tiene por acreditada que, los resultados de búsqueda, arrojan en una URLS y esta dirección es acompañada por un resumen, en la que se leen los agravios hacia la parte actora.

“Dichas expresiones difamatorias y ofensivas claramente confrontan y lesionan el derecho al honor, y por consiguiente, generan la correspondiente responsabilidad de quienes las publican y difunden a través de sus medios”, manifestó textualmente.

Hugo López Carribero

Judiciales

Abogado penalista. Profesor universitario de derecho penal.

Especialista en Derecho Penal y Criminología, capacitado por la Universidad de Leyes de San Diego, Estados Unidos. Director del Instituto de Derecho Penal del Colegio de Abogados de La Matanza.

El Penalista del Conurbano.

Comentá