Coronel Pringles

Su blanda lana

El ovino nuevamente ocupó su lugar de privilegio en Coronel Pringles con la Fiesta Patria del Ovino, evento organizado por la Dirección de Producción, Asuntos Rurales y Turismo, de la municipalidad de esa ciudad  y que tuvo su desarrollo el sábado 25 de mayo.

 

El lugar de la Fiesta fue el predio que ocupa esa dirección de la comuna y donde décadas atrás funcionó el Matadero Municipal, obra del arquitecto ítalo argentino Francisco Salamone. Eso fue motivo para que allí se descubriera una referencia histórica de la que participaron junto ex trabajadores del matadero.

De esa manera se dio comienzo a la gran Fiesta Patria del Ovino que contó con la presencia del jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria bonaerense, Jorge Srodek.

Patio de comidas

Instituciones locales presentaron distintos platos a base de carne ovina. Los Clubes Alem y Divisorio, cordero al asador, el Club Once Corazones de Indio Rico, su tradicional cordero al disco, el Club Almaceneros presentó cordero arrollado.

También hubo empanadas por parte del Fogón de los Gauchos, hamburguesas aptas para celíacos, hechas por el Fortín Tradición y Libertad y choripanes que ofreció la Asociación Civil de Recuperación Histórica y Cultural Paraje La Paloma.

Además, las escuelas rurales tuvieron sus puestos donde ofrecían diferentes productos dulces para acompañar el mate o el café de la tarde.

Los elaboradores de la Sala de Elaboración de Alimentos (SEA) del Municipio se sumaron con un stand en el que se podían adquirir pasteles, alfajores, pizzas y otras delicias.

En el Aula Taller Móvil que instaló el Instituto Nacional de Educación Tecnológica, se dictaron clases de cocina en vivo y se realizaron degustaciones de productos locales.

Esquila y destrezas

Dos actividades que no podían faltar en una fiesta de este tipo fueron la esquila y las destrezas con ovinos.

En la primera, Maxi Carabajal, de Coronel Pringles, uno de los tres mejores instructores a nivel nacional de esquila con el sistema PROLANA, realizó una demostración bajo esta modalidad.

En cuanto a las destrezas, se realizó una competencia entre representantes de escuelas rurales, donde los participantes mostraron sus habilidades y un concursante de 12 años se llevó los mayores aplausos del público.

Para toda la familia

En el predio de la Fiesta también hubo lugar para juegos infantiles, la Feria Pringles Emprende y distintos stands con productos para todos los gustos.

No faltaron los equipos de mate, la sobremesa y el encuentro de vecinos de todos los puntos del distrito.

La Ley Ovina de la Provincia de Buenos Aires se hizo presente con un stand de promoción de corte de cordero pesado.

Danzas y música

Cerrando la gran fiesta, fue el turno de las peñas folklóricas de las instituciones tradicionalistas, El Fogón de los Gauchos, Fortín Tradición y Libertad y de la Asociación Civil Recuperación Histórica y Cultural Paraje La Paloma.

 

Mostraron toda la gracia que encierran nuestras danzas para ir ambientando al público con la gran presentación de La Colorida, grupo folklórico que trajo su música desde Córdoba.

Fiesta con futuro

La Fiesta Patria del Ovino mostró un trabajo coordinado, responsable y comprometido para que la comunidad pudiera disfrutar a pleno de una fiesta que, todo indica, se repetirá en los años venideros.

Ver más imágenes

Comentá