Bahía Blanca

Logos Hope llega a Bahía Blanca

 

 

Desde el 20 y hasta el 31 de marzo se podrá visitar el barco Logos Hope, que estará amarrado en uno de los muelles del Puerto de Ingeniero White, en Bahía Blanca, para disfrute de los habitantes de esa ciudad y la Sexta Sección.

Logos Hope

Cuenta con una librería inmensa con más de 5.000 títulos de diferentes autores, donde se pueden observar y  obtener los libros de diferentes escritores que muchas veces es difícil encontrar.

Otra de las atracciones que tiene el barco y que dejará fascinados a los visitantes, son los eventos presentados por la tripulación internacional, que con sus diferentes culturas le agrega interés a cada presentación.

Logos Hope, la librería flotante más grande del mundo

Alberga más de 5.000 títulos distintos, que vende a precios moderados en cada uno de sus destinos, además de ofrecer donaciones y ayuda cultural y humanitaria allí a donde va.

«Será una historia maravillosa, porque todas las personas que visiten nuestra embarcación tendrán la oportunidad de compartir sus costumbres y cultura con la tripulación constituida por voluntarios de más de 60 países», afirma Pavel Martínez, oficial de medios de comunicación a bordo del buque, que comenzó su travesía por el mundo en 2009.

Los visitantes podrán disfrutar de la literatura mundial, eventos culturales, conferencias, conciertos, obras de teatro y talleres. Es una variedad que, además, cambia en cada uno de los lugares donde el barco hace parada. «Nuestra oferta es diferente en cada puerto», asegura Pavel Martínez.

El Logos Hope navega repartiendo cultura, por muy pretencioso que suene. «Otro punto relevante es que ofrece donaciones de libros en orfanatos y escuelas de pocos recursos, filtros purificadores de agua y lentes de lectura en zonas vulnerables, y participa en proyectos de construcción o renovación en centros comunitarios», añade.

La entrada al buque Logos Hope –cuyo nombre remite a la «esperanza por la razón»– siempre es gratuita para niños y personas de la tercera edad. El resto de los visitantes paga, pero se trata de un «precio mínimo». Hasta la fecha, el Logos Hope ha recorrido Asia, África y Europa, donde más 46 millones de personas ya han visitado el enorme barco.

Ahora, el Logos Hope llegará a Ingeniero White, el puerto de Bahía Blanca,  el 20 de marzo y permanecerá hasta el 31, como parte de su gira por Latinoamérica, que comenzó el 30 de enero en Cartagena, Colombia. El barco, de 132 metros de eslora, brindará a los lectores la oportunidad de descubrir los miles de libros que lleva a bordo.

Antes de Logos Hope recorrieron los mares los barcos Logos, Logos II y Doulos, cuya navegación se inició en 1970. Desde esa fecha a la actualidad, los barcos han visitado más de 151 países.

En 2004, Logos Hope fue adquirido por la empresa OM Ships International, una organización asentada en Alemania operadora de barcos que promueve desde 1970 el intercambio cultural, servicio comunitario y librerías flotantes. En 2009 comenzó su misión como enorme librería flotante desde Koeger, Dinamarca, con miles de voluntarios de países de todo el mundo.

La tripulación del “Logos Hope” está formada por una comunidad internacional de más de 60 nacionalidades, todos ellos viven y trabajan a bordo del barco, lo cual les brinda una fuerte y enriquecedora visión intercultural. Por lo general, ellos permanecen en el barco por un período de dos años, algunos son jóvenes solteros, otros son matrimonios jóvenes o matrimonios de jubilados y otros son familias completas.

Destaca en ellos la entrega al trabajo voluntario y desinteresado. Todos desarrollan una labor específica en el barco, algunos como tripulantes, y otros como ingenieros, médicos, enfermeros, profesores, mecánicos, dentistas, cocineros, administrativos, electricistas, carpinteros, plomeros, etc. A pesar de ser un trabajo duro y estar alejados de su país y sus familias, se puede ver en ellos el brillo de sus rostros por la alegría, gozo y satisfacción del sentido que tiene su vida, una experiencia que sin duda renueva la fe en la humanidad.

 

Comentá