Comentarios

El nuevo templo de la mujer relajada

 

Preocupada porque las mujeres no lograban relajarse cuando iban de vacaciones con hombres, a Kristina Roth, empresaria y diseñadora, se le ocurrió darle forma a un sueño: SuperShe, una isla solo para mujeres. El proyecto, que está inspirado en el antiguo mito de las amazonas, promete cinco días de lujo, relax y empoderamiento en una isla finlandesa de tres hectáreas.

De mujer a mujer

En el cine, en la vida cotidiana, básicamente en cualquier instancia, se está produciendo un cambio radical. Series como Orange Is the New Black, donde las charlas entre mujeres no tratan siempre sobre hombres, se abren camino en el gusto del público. La idea es que el hombre no debe ser el centro del universo para una mujer. En esta isla paradisíaca, las mujeres pueden hacer lo que sea entre ellas,  ya sea preparar el almuerzo, jugar en el casino, surfear, practicar remo, soñar y sentirse bellas y autónomas. En definitiva, ser ellas mismas, lejos de las presiones del día a día.

Cinco días en la isla

La propuesta de Kristina Roth son cinco días en la isla a un costo entre 3000 y 6000 euros, lo que apunta a una turista sofisticada. A cambio de esta pequeña fortuna, la anfitriona ofrece el mar inmenso, de aguas cálidas en el verano, con playas de arena, bosques de pinos y la tranquilidad de estar en una isla dedicada enteramente a hacer sentir bien a las huéspedes.

Bellos amaneceres, impactantes atardeceres, sumados a las clásicas actividades de meditación, yoga, cocina, gimnasia, caminatas por la naturaleza, etc. También ofrece comida fresca y nutritiva, elaborada por cocineras que se sientan en la mesa junto a las huéspedes. Es que el concepto en la isla es que ninguna mujer es superior a otra. Todas las mujeres, trabajadoras e invitadas, comparten el mismo lugar y se mezclan en conversaciones.

Algunas espinas

Kristina Roth, creadora, diseñadora y dueña de la isla SuperShe. Autor: @SuperSheSnaps

Si bien el proyecto causó un gran impacto positivo, también existen voces críticas. Por un lado, hay quienes objetan el precio del paquete, al que solo podrán acceder mujeres de clase acomodada. De esta forma, la utopía femenina se convertiría en farsa. Por otro lado, despertó suspicacias el hecho de que el acceso sea exclusivo para mujeres. Frente a esto, la creadora se defendió diciendo que no tiene nada en contra de los hombres, al contrario, le encantan. Incluso planea incluirlos en algún proyecto futuro.

 

El sueño de la piba

¿Cómo logró Kristina Roth convertirse en dueña de una isla? ¿Cómo concibió este proyecto? Kristina estaba entre las personas más ricas del mundo cuando decidió vender su empresa Matisia Consultants y dedicarse de lleno a SuperShe. Invirtió el dinero para comprar la isla finlandesa con la idea de que sea un lugar donde las mujeres rejuvenezcan.

Una especie de fuente de la juventud del siglo XXI. ¿Estar un tiempo alejadas de los hombres produce tales milagros? Aquella que quiera averiguarlo tendrá que inscribirse como postulante, llenar algunos datos básicos, el más importante sobre la motivación de ir a la isla, y cruzar los dedos. ¿Por qué? Porque la isla SuperShe es una fuente de la juventud con acceso restringido, ya que de las 8000 postulantes, tan solo hay vacantes para 100. ¡Suerte!

Comentá