Gente y Personajes

La “Colonia de la Misericordia”

CPringles 25-02 logo

La Comunidad de San Egidio, de Coronel Pringles realizó, en las instalaciones del balneario municipal, la tradicional jornada de verano con los niños, en la que profundizaron sobre la misericordia de Dios. Participaron 45 niños de entre 6 y 11 años que concurren a la Escuela de la Paz de las capillas Santa Lucía y Fátima.

“Cuando termina el año, con los chicos de la Escuela de la Paz nos juntamos en una jornada recreativa de todo un día”, relató Sergio del Canto, coordinador de la Comunidad, en Coronel Pringles, durante el programa radial “Es por Cristo”.

“En esta colonia o jornada –continuó- hacemos juegos, nos conocernos más, nos hacemos más amigos. Tratamos de coronar todo el trabajo que realizamos durante el año con los chicos de los barrios, principalmente de las capillas Santa Lucía y Fátima”.

Sergio del Canto, durante la entrevista.

Sergio del Canto, durante la entrevista.

Luego, aclaró que “más allá de los juegos, estas jornadas son también temáticas. Ponemos un nombre a la colonia y tratamos de profundizar en ese tema que elegimos. Este año distinguimos como nombre ‘La colonia de la Misericordia’, en coincidencia con el Año Jubilar de la Misericordia convocado por el papa Francisco”.

“Bajo esta premisa –prosiguió- los chicos hicieron algunas actividades plásticas donde aprendieron un poco más sobre la misericordia, con canciones que se compusieron para esta jornada. Cerramos el encuentro con una fiesta en la que ellos representaron ciertos gestos de la misericordia, y con una obra de títeres, que les mostró qué significa vivir la misericordia, tener un corazón misericordioso”.

Participaron 45 niños, de entre 6 y 11 años de edad. Ellos concurren a las Escuela de la Paz de las capillas Santa Lucía y Fátima. Además, colaboraron alrededor de 30 jóvenes de la Comunidad de San Egidio de Pringles y un grupo de adultos que prestaron su tiempo en la coordinación de los grupos y otras tareas.

Sergio del Canto en la beatificación de Monseñor Romero.

Sergio del Canto en la beatificación de Monseñor Romero.

Sergio del Canto también explicó en el programa radial que el inicio de las actividades de la Comunidad con las Escuelitas de la Paz comienza después de Pascua porque “Cuaresma es un momento de encuentro y de preparación para la Pascua”.

“Después, a la luz de la Pascua, está Pentecostés, que nos ayuda a ordenar todo el servicio de encuentro con los más pobres, con la cruz de Cristo y con la Resurrección de Cristo. El servicio es como la resurrección de esa vida que fue un poco oprimida por el mal”, expresó el coordinador.

Además, habló sobre la apertura de la Escuela de la Paz en la capilla San Cayetano. Al respecto expresó: “En esta capilla comenzamos casi los dos últimos meses del año pasado, pero la experiencia fue buena. Para esta colonia no invitamos a los nenes de esa capilla porque tratamos de tener un camino recorrido con los chicos y con la familia primero, porque las familias nos confían sus hijos y nos permiten traerlos acá”.

Los miembros del movimiento en la preparación de un almuerzo en la Capilla Santa Lucía.

Los miembros del movimiento en la preparación de un almuerzo en la Capilla Santa Lucía.

“En San Cayetano hicimos una primera aproximación con la Escuela de la Paz. Abrimos un espacio para el encuentro y esperamos que para el año que viene, después del trabajo que hagamos en este 2016, algunos niños de ese barrio se puedan sumar a esta colonia que hacemos todos los años”, finalizó Sergio del Canto.

Lourdes Pastré, que forma parte de la Comunidad desde hace tres años, contó que los niños “te entregan todo el cariño que pueda haber en el mundo. En cada encuentro con los chicos te vas muy contenta y llena de todo. Es algo muy lindo, muy hermoso”.

Finalmente, David, un chico de 12 años de la Escuelita de la Paz de la capilla Nuestra Señora de Fátima, expresó que para él la colonia y la Comunidad de San Egidio es algo muy bueno. “Me gusta mucho y la pasamos muy bien”, manifestó.

Uno de los almuerzos en la Capilla Santa Lucía.

Uno de los almuerzos en la Capilla Santa Lucía.

Comentá